¿Cómo evitar que tu bebé sienta adicción por estar en brazos?

bebe en brazos

Es algo muy común que los bebés gusten de estar en los brazos de sus padres. Mientras más pequeños más deseosos de que los carguen están aunque la frecuencia tiende a variar en dependencia de cada niño.

La forma de responder de los padres es muy importante en estas ocasiones pues, básicamente, cuando un bebito pide que lo carguen está expresando su deseo por el contacto físico con sus padres.

 

Atender los reclamos de tu bebé

Los padres aprenden a reconocer los llantos de sus bebés y qué significan. Saben que cuando los dejan en la cuna y no paran de llorar es porque quieren que los carguen; sin embargo, es muy difícil complacer al bebé con la frecuencia que lo pide, pues las tareas del hogar y el trabajo toman también mucho del tiempo de los padres.

Muchos recomiendan que los dejen llorar hasta que se adapten a no estar en brazos. Esta es una solución que puede resultar para algunos padres pero, básicamente, le estás negando a tu hijo el contacto físico que desea sin explicarle la razón. Un bebé que siempre quiere estar en brazos desea el contacto que indica afecto y negárselo puede ser perjudicial para los lazos afectivos que comienza a crear.

Una variante a dejarlo llorar en la cuna hasta que se resigne es acariciarlo o hablarle pero sin cargarlo, para que sienta que estás ahí prestándole atención, solo que de otra forma. También puedes tenerlo cerca de ti mientras realizas alguna labor en la casa.

Siéntalo a acuéstalo junto a ti mientras cocinas para que te vea y de vez en cuando ve hacia él y juega. Así se acostumbrará a que debes realizar otras tareas pero siempre estarás cuando lo necesite. A medida que crezca, coger en brazos al bebé se irá volviendo menos frecuente, pues él estará más interesando por el ambiente que lo rodea.