¿Cómo consigo que mi bebé me haga caso?

bebe no me hace caso

Entre los momentos más difíciles del crecimiento está aquel en el que debemos inculcarle a nuestro hijo las normas de conducta.

Explicarle a un niño cómo debe comportarse y responder a sus eternos ¿por qué? no es tarea fácil, sobre todo cuando tu hijo tiende a no prestar atención a tus regaños.

 

El “no” en la educación

Educar a un niño trae muchas interrogantes para los padres. Intentar aunar las normas de conducta con una crianza que no se base en los constantes regaños requiere de paciencia y pautas muy claras por parte de los padres.

Es primordial que el niño entienda la razón de un regaño. Si no le explicas en qué se equivocó, justo cuando lo hizo, le será más difícil acatar tu orden. Responde sus dudas siempre, aclárale todo lo que quiera saber y siempre mantén el “no” para la misma conducta. Ten en cuenta que a un niño pequeño habrá que repetirle con mayor frecuencia que no puede hacer algo, pero a medida que crecen comprenden mejor las razones y asimilan las normas que les intentas enseñar.

Para un niño pequeño es difícil, a veces, enfocarse en algo o prestar atención a lo que dices. Por tanto, al momento de hablarle, asegúrate de captar su mirada y usar oraciones sencillas y claras, y que tu autoridad no se ponga en duda. Sé directo y usa afirmaciones, no interrogaciones, al hablarle.

Es importante que no cambies de parecer una vez le digas algo porque, entonces, lo adoptará como una costumbre y te costará mucho trabajo que te tome en serio. Evita gritarle, un lenguaje sereno con el que tu niño se sienta a gusto ayudará a que te escuche mejor.

Cuando tu bebé cumple con las cosas que le dices hazle saber que lo notaste y elógialo, así se siente motivado a seguir esa costumbre. Además, recuerda escucharlo también cuando te habla, si lo tomas en cuenta abrirás un canal de comunicación donde escuchar se convierte en lo esencial.